Food Truck: moda, ocio y negocio

Uno de los eventos programados para este año en Toledo dentro de las actividades como capital es I Encuentro toledano de Food Trucks que se celebrará en el mes de junio. La Capital se suma así a una moda importada desde EEUU que desde el año 2013 se está imponiendo en todo el país, en una mezcla de la gran expansión que está teniendo todo lo relacionado con la gastronomía y la imposición de la estética vintage.

Cuando decimos food truck nos referimos a unos vehículos, normalmente pequeñas furgonetas, que tuneadas para la ocasión y en la mayoría de los casos con cierto aire retro, actúan como barras de bar volantes que pueden ofrecer sus productos allá donde paran.

El fenómeno está muy extendido en casi todo el mundo, desde EEUU, donde incluso famosos chefs centran parte de su negocio en estos establecimientos móviles, a ASIA, y España no permanece ajena este fenómeno. Aquí la moda no deja de crecer aunque se enfrenta a una legislación muy restrictiva que deja en manos de los ayuntamientos la regulación de la venta de comida en puestos ambulantes y la restringe prácticamente a ferias y acontecimientos festivos.

Carrito de perritos calientes
Las culturas americanas están mucho mas acostumbradas al food truck.

Y aunque el fenómeno no nos es ajeno porque nuestro universo más cercano está plagado de churrerías ambulantes o puestos de dulces en las verbenas veraniegas o improvisadas cafeterías en los mercadillos, si salimos de eso, el fenómeno se enfrenta a numerosas trabas.

Tanto es así que comienzan a surgir movimientos como Street Food Madrid. Ellos mismos se definen como “una asociación formada por todo tipo de profesionales (chefs, emprendedores, blogueros, abogados…) determinados a traer a Madrid el concepto ‘gastro’ que arrasa en Europa y en el mundo: la ‘comida callejera’ en su versión más innovadora y creativa”.

Comida sobre ruedas
El food truck no se está quedando sólo en una moda, es un nicho de mercado, un negocio creciente. /Cómete Toledo

Para ello están intentando impulsar el cambio legislativo necesario que permita está nueva filosofía de poder degustar creaciones gastronómicas en torno a una vehículo casi mágico que abre sus puertas en cada esquina y del que salen todo tipo de creaciones.

Aquí hay que tener en cuenta que, además, el fenómeno que hemos exportado del otro lado del Atlántico llega aquí con un componente no sólo de universalización de la gastronomía sino con un envoltorio de cocina de calidad, de acercar aquello que se nos aleja encerrado en las cuatro paredes del restaurante.

Así, el food truck no se está quedando sólo en una  moda, es un nicho de mercado, un negocio creciente que quiere abrirse paso con ferias y encuentros cada vez más numerosos y habituales, no sólo para los bares y restaurantes sino para las marcas comerciales de productos alimentarios, que ven en las food truck una forma original y asequible de dar a conocer sus productos directamente al consumidor.

Ya no hay mes sin algún evento relacionado.  Sin ir más lejos, entre el 24 y el 27 de marzo, el parque de Isabel la Católica de Gijón albergará la primera parada del Campeonato de España de Food Trucks.

Y son cada vez más, los blogs que siguen la actualidad de la “cocina sobre rueda”, aquellos que te ayudas a montar un evento u organizarte tu propio vehículo, o los programas de televisión y películas que explotan este formato.

Toledo tendrá ocasión de sumarse a la  moda el próximo junio.

¿Te lo vas a perder?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *